Web en fase BETA

La Alianza Sangrienta Ep.0

img
Ago
25

La Alianza Sangrienta 
El primer Caballero Rubí

 

En las antiguas tierras de los Reinos mortales, regiones enteras han caído frente a las legiones de los no muertos. Las sangrientas victorias de Lord Harrowgheist dejan tras de sí regiones malditas, pueblos aislados y aldeas dispersas con aldeanos que nunca se aventuran más allá de sus hogares. La tierra devastada quedó infértil, la población en su mayor parte sobrevive día a día, criando cabras y cerdos mal nutridos, y recogiendo alimentos de los cultivos con la esperanza de reunir lo suficiente como para sobrevivir.

Estos pueblos están en un constante deterioro, alrededor de sus municipios alzan grandes portones para mantener alejados a los depredadores de la noche. Sin embargo, aún quedan vampiros que tratan favorablemente a los humanos. Al igual que los nobles de un feudo tienen una obligación para con sus siervos, incluso aunque sus vidas no signifiquen nada para ellos, también el pastor sabe cuidar de su rebaño aunque se alimente de él. Este es el caso de Dante von Harrowgheist.

Dante von Harrowgheist fue el primero y el mayor de los vampiros convertidos por Lord Harrowgheist en Shyish. Un maestro con la espada que cuenta con el apoyo de Caleb, un diestro nigromante sobre quien se dice que fue instruido en las artes oscuras por uno de los más poderosos nigromantes que existieron en el mundo que fue, Heinrrich Kemmler. Otras historias cuentan que Caleb consiguió uno de los grimorios de Kemmler del planeta Mallus mediante artes oscuras, que le bastaron para extraer parte del conocimiento de Kemmler. De una forma u otra, Dante considera a Caleb como un aliado leal, y una fuente de poder con la que destruir a sus enemigos.

Lord Harrowgheist delegó en su acólito el cuidado de algunas tierras conquistadas. Es probable que Dante hubiese sido un noble humano, y por ello gobierna con soltura los pueblos mortales. Otros rumores afirman que ya era un vampiro cuando Harrowgheist combatía codo con codo junto a Mannfred von Carstein, y que su edad se remonta a eras pasadas donde pudo aprender todas sus habilidades.

Lo que se sabe de la historia de Dante se inicia cuando acepta el Juramento Rojo, un voto creado por él mismo que exige el control de la Sed de Sangre con el objetivo de no tener necesidades. La dependencia continua y constante de sangre mortal irrita a quienes no poseen más necesidad. Por ello el Juramento Rojo busca reducir esta necesidad, y cuanto más viejo se hace el Vampiro, mayor es el tiempo que resiste entre comida y comida.

Como parte de su disciplina, solo beben la sangre de los enemigos que han vencido en combate singular, sean mortales o no, por lo que estos seres pasan semanas sin alimentarse y sin sufrir los efectos del hambre, tal es su control del cuerpo y mente.

Algunos vampiros que hacen el voto sucumben ante la sed, mientras que otros pierden hasta el último ápice de humanidad y se sublevan como bestias. En ambos casos Dante les da caza, cayendo sobre ellos como una terrible maldición, destrozando a los renegados a golpe de espada para después alimentarse de ellos.

Las tierras que gobierna Dante prohíbe a cualquier vampiro extranjero alimentarse de los humanos, a menos que se cumplan las leyes del juramento. Contando con el apoyo de Lord Harrowgheist, pocos vampiros han osado ir en contra del gobierno de Dante.

Allí donde se incumpla su régimen, un caballero de armadura carmesí adornada con halos negros se batirá en un duelo singular en nombre del Juramento, combatiendo con una fuerza sobrenatural y canalizando la sed de sangre en cada golpe, atravesando armaduras, bestias y árboles por igual. Las ciudades prosperaron enormemente bajo su gobierno.

Dante era cruel cuando resultaba necesario serlo, pero también sabía ser misericordioso. Los humanos no tardaron en empezar a venerar a Dante como una divinidad de un modo que guardaba ciertas reminiscencias con el Culto a Sigmar. A pocos hombres, elegidos entre la nobleza, se les concede la vida eterna como vampiros para formar parte de los Caballeros Rubí, la unidad élite del ejército No Muerto de Dante, compuesta tan solo por una docena de caballeros.

Los caballeros Rubí son la tropa de choque del ejército de Dante, y todos albergan el Juramento Rojo en sus negros corazones. Cuando Dante lo ordena, los caballeros Rubí arrollan al enemigo, desafiando a batallones enteros con tan solo un par de estos seres. Un contingente de estos vampiros puede labrarse un camino de losas de carne cuando cargan con sus corceles. Incluso cuando son enterrados bajo las agitadas mareas del enemigo, es posible marcar el progreso de los Caballeros Rubí. Cuando combaten, los miembros amputados y cabezas decapitadas son lanzados hacia el cielo con cada movimiento del vampiro.

Al acabar la batalla, Dante les recompensa permitiéndoles alimentarse. En ese momento los Caballeros Rubí liberan a su bestia para apaciguarla, creando un río de sangre que apabulla al mismísimo Lord Harrowgheist. En la actualidad, después de muchas generaciones, hay rumores de que estos vampiros tienen tal control sobre su cuerpo que son indestructibles, pudiendo volver al mundo después de haber sido vencidos, debido a la sed de sangre que ni la muerte definitiva logra apaciguar.

vcBloodKnights1

 

Dante gobierna en Shyish convirtiendo sus tierras en un parangón del orden en medio de un reino asolado por la guerra, el miedo y la muerte. Aunque Lord Harrowgheist no comparte las ideas de Dante, es consciente del poder y el respeto que genera entre el resto de progenies vampíricas, viendo en su creación y dedicación por la humanidad solo una reserva de sangre para cuando se avecine sequía. Aún así, Dante ha dirigido numerosas veces desde primera línea las legiones de No-muertos en la cruzada de Harrowgheist, luchando con una fuerza y habilidad que superaban por mucho a las de cualquier mortal, pero no podía equipararse a la maestría marcial del propio Lord Harrowgheist, por ello Dante rendiría lealtad y subordinación hasta el final.

Lo que llevó a Caleb a someterse ante Dante nunca se sabrá. Con la perspectiva del tiempo, las habilidades del nigromante se volvieron milagrosas. Gracias a sus conocimientos, Caleb es capaz de invocar a voluntad las almas de no muertos que pertenecieron a dinastías de tiempos remotos. Estos seres aparentemente indestructibles, cabalgan a lomos de extrañas criaturas que se materializan a través del cosmos para finalmente combatir en la batalla. Dante no suele molestase en invocar a bestias simples, sino que acuden por sí mismas allí donde se haya derramado sangre, acompañando a las falanges de esqueletos hacia sus enemigos.

La alianza entre el nigromante Caleb y el vampiro Dante empieza a reunir un séquito y poder que Harrowgheist desconoce. Los planes de esta alianza son ocultos y siniestros, detrás de la naturaleza inmortal de Dante podría esconderse un halito de humanidad, que le obliga a limitar las necesidades del vampiro en busca de una redención, y este hecho conseguiría condenarle a su destrucción.

A juzgar por el comportamiento clandestino de Caleb y los incontables santuarios reducidos a ceniza por sus invocaciones tumularias, es evidente que están en la búsqueda de algo. Lo más probable es que los planes ocultos tengan alguna relación y pronto se revelará el verdadero poder de Dante von Harrowgheist cuando se presente la ocasión.

Heinrich_Kemmler_por_Karl_Kopinski

301 visitas totales, 5 hoy